Terraza en la Costa Brava

Al decorar cualquier espacio no solo demostramos nuestra personalidad y nuestro gusto, sino que también creamos estancias donde poder relajarnos y disfrutar.

El mar como referencia

La interiorista Teresa Casas, encargada de la adecuación de la terraza de una vivienda particular ubicada en el centro de una población de la Costa Brava comenta que “No es una edificación actual sino que se trata de una casa antigua

pero con solera. La terraza estaba prácticamente en desuso pues no se contemplaba como un espacio para su disfrute. Pensamos que sería importante recuperarla sobre todo para aprovechar este espacio en las horas de sol de las estaciones del año

que no son las más calurosas. En verano por la proximidad de la playa no es tan necesaria y los dueños prefieren la parte fresca del interior de la vivienda que, debido a su construcción, preserva las altas temperaturas”.

Interpretación de Atelier

Cecilio Espejo y María Centeno son los artistas del Atelier de Bathco que han trabajado junto al equipo de Teresa Casas en este proyecto. A la hora de concebir el proyecto, se tuvieron en cuenta diferentes aspectos como el

entorno de la edificación o el mobiliario: el color de las sillas o el estampado de los cojines. Al encontrarse en una localidad de la costa, los referentes al mar y al litoral no podían obviarse. Se trató de dar

una nota de referencia al lugar, de personalización, exclusividad y de manifestación artística, que a la vez transmitiese el valor de lo artesanal.

Piezas

Para María “este proyecto tenía unas pautas muy marcadas. Se deseaba una composición que aunara pintura y volumen inspirado en el Mediterráneo. Nos centramos entonces en los azules característicos del Mediterráneo en las formas de su fauna submarina: peces, corales y caracolas”.

Cecilio profundiza en la técnica, para el artista “el mural tiene dos técnicas y tratamientos muy diferenciados: la pintura cerámica para recrear el banco de peces y los corales, y el trabajo tridimensional realizado a base de elementos volumétricos que simulan caracolas. Hay que destacar

que estos elementos se han moldeado en porcelana uno a uno, sin ayuda de moldes. Un trabajo totalmente artesanal. Una vez cocidos se ha aplicado un barniz para protegerlo de los elementos externos”.